Cómo ahorrar dinero en calefacción

10 consejos para ahorrar energía y dinero reduciendo el gasto de calefacción

Con los precios de la energía más altos que nunca, te ofrecemos diez consejos para reducir el consumo de calefacción con algunos cambios en tu casa o lugar de trabajo. Haciendo tu piso o vivienda lo más eficiente posible, ahorrarás bastante dinero sin perder confort.

1. El calor solar es el más barato, levanta persianas y corre las cortinas donde te dé el sol. Y recuerda contratar al proveedor más económico, sin olvidar que cuantos más os unáis más poder de negociación tendréis.

termostato

2. Con un termostato programable o válvulas termostáticas en los radiadores se puede ahorrar entre un 8 y un 13% en la factura de calefación. Son baratos y fáciles de colocar. También deberías cerrar o reducir el caudal de los radiadores de las habitaciones que uses poco o no uses.

3. Con 20-21ºC de temperatura durante el día en invierno, es suficiente para una vivienda u oficina, estando adecuadamente vestido. Cada grado adicional encarece en un 5-7% la factura de calefacción. Por la noche apaga la calefacción, baja las persianas y cierra las cortinas y por la mañana antes de encenderla ventila la casa, con abrir las ventanas 10 min. es suficiente para renovar el aire de una habitación.

4. Si te ausentas de casa unas horas, pon el termostato a 15ºC, es la posición de economía estándar de la mayoría de ellos. Si son varios días, apaga la calefacción y cierra persianas y cortinas.

5. Un mantenimiento preventivo de tu caldera, reducirá hasta un 15% el consumo de energía. No esperes a una avería del equipo para hacerlo.

6. Los radiadores deben estar limpios para mejorar la transmisión de calor al exterior. Recuerda purgarlos al iniciar la temporada de invierno. Para purgar un radiador, sólo hay que dejar salir el aire hasta que comience a salir agua y ya está. Si cubres los radiadores o pones algún objeto delante, impides la buena difusión del aire caliente.

7. Coloca entre el radiador y la pared una lámina de algún material aislante | reflectante, por ejemplo cartón forrado con papel de aluminio, que refleje el calor e impida su pérdida al calentar esa parte de la pared.

8. La caldera, equipo o sistema de calefacción tiene que tener una dimensión adecuada al espacio a calentar y ser lo más eficiente posible. Dentro de los combustibles fósiles, las calderas de gas natural son las más eficientes, pero las de biomasa lo son todavía más. Si la caldera o parte del sistema, está fuera de la casa o vivienda, es muy importante el aislamiento térmico de los tubos que llevan y traen el agua caliente.

9. Si vas a comprar una caldera, todas deberían mostrar la etiqueta sobre su eficiencia energética y su calificación es similar a la de los edificios, la A es la mejor y la G la peor.

10. Mejora el aislamiento en lo posible: con ventanas de doble o triple lámina de vidrio y marcos con rotura del puente térmico, añade aislante a las cajas de las persianas, sella cualquier posible fuga de aire, mejora el aislamiento de fachadas, tejado o suelos, reduce la superficie de los huecos,… Si tienes chimenea y no la usas, deberías aislarla.

Esperamos que alguna de estas recomendaciones, te pueda servir de ayuda y como estamos entrando en la era de la eficiencia y la colaboración, cualquier idea o sugerencia para mejorarlas será bienvenida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.